Ir al contenido principal

2021. Reflexiones y conjuros

Aunque para mí, el año nuevo comienza en mi cumpleaños (31 de octubre, festividad de Samhain en la cultura celta, día de transición entre el año que acaba y el nuevo), os cuento lo que hice este año por si os sirve de inspiración para este Fin de Año-Año Nuevo. 

Desde la vuelta del verano tenía un deseo tremendo de que llegara un poco de frío y el otoño 🍂. Poco a poco, esta necesidad se fue materializando en la idea de realizar una ceremonia especial por mi cumpleaños. Finalmente lo planteé en casa y agradecí que no me tomaran por loca 🙈.

Todo el mes de octubre estuve planeando la ceremonia, ideándola, diseñándola y disfrutándola con antelación, prestando atención a lo vivido y lo crecido durante el año que acababa. 

Cuando llegó el atardecer del 31 de octubre... 

  1. Me vestí de una manera especial en tonos amarillos y marrones, con mi corona de hojas secas que previamente había recogido de los Jardines del Guadalquivir en un paseo con una amiga
  2. Preparé un altar con un centro de hojas secas, frutos del otoño (mandarinas, granadas, nueces, castañas), velas y las calabacitas de Halloween que me preparó Sergi 💛
  3. Puse una playlist con 4-5 canciones tranquilas que quería que me acompañaran en ese momento. 
  4. Di las gracias por los hitos del año que me han hecho crecer, dije adiós a aquellos que me han hecho llorar, agradecí la abundancia que me rodea, y di la bienvenida a todo lo bueno que está por llegar. 
  5. Finalmente, leí un conjuro donde hablaba de morir y renacer, y lo quemé en una olla. 

Y celebré.

    Recomiendo la experiencia. Te ayuda a ser consciente de dónde estás, hasta dónde has llegado y a dónde quieres ir

    Feliz Nuevo Año. Porque cada día cuente 🥂

    Comentarios